ÉRamos Mujeres Jóvenes eBook

TAMAÑO DEL ARCHIVO
5,80 MB
FECHA
2016
NOMBRE DEL ARCHIVO
ÉRamos Mujeres Jóvenes.pdf
AUTOR(A)
Marta Sanz
ISBN
9788415673262

Cuida los árboles y descarga el libro de ÉRamos Mujeres Jóvenes en formato electrónico. En lofficielhommes.es encontrará el libro de ÉRamos Mujeres Jóvenes en formato PDF, así como otros buenos libros. ¡Lee ÉRamos Mujeres Jóvenes en tu teléfono, tableta o navegador!

Lofficielhommes.es ÉRamos Mujeres Jóvenes Image

Unaaproximación a los prejuicios y los tabúes que rodean los usos amorosos del postfranquismo y la democracia.Entre el ensayo, la memoria personal y el reportaje, este libro propone una aproximación subjetiva a los prejuicios y los tabúes que rodean los usos amorosos del postfranquismo y la democracia, a fin de desdecir o de matizar muchos de los lugares comunes que siguen asociados a las relaciones afectivas o sexuales desde la perspectivade las mujeres. Para describir un recorrido que se aleja por igual del mito del amor romántico y de la auto-explotación comercial impuesta por el neoliberalismo, Marta Sanz ha alternado la evocación de las propias vivencias con las de un grupo de amigas más o menos coetáneas, suscorifeas, nacidas entre finales de la década de los cincuenta y comienzos de la de los setenta, que comparten con la autora su experiencia, sus referentes culturales, sus deseos, sus descubrimientos o sus decepciones desde la adolescencia a la edad madura. Lúcido, comprometido y bienhumorado, el conjunto traza un revelador autorretrato generacional en torno a cuestiones que rara vez trascienden las conversaciones íntimas.

ÉRAMOS MUJERES JÓVENES EBOOK | MARTA SANZ | Descargar ...

Biblioteca Pública - Marta Sanz escruta en "Éramos mujeres jóvenes" las experiencias personales de la educación sentimental del tardofranquismo y la Transición , Biblioteca pública online ...
DESCARGAR LEER EN LINEA

Adelanto de Éramos mujeres jóvenes, de Marta Sanz - Zenda

Descubre si ÉRAMOS MUJERES JÓVENES de MARTA SANZ está hecho para ti. Déjate seducir por Ohlibro, ¡Pruébalo ya!