La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica eBook

TAMAÑO DEL ARCHIVO
8,65 MB
FECHA
2015
NOMBRE DEL ARCHIVO
La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica.pdf
AUTOR(A)
Begoña Oro Pradera
ISBN
9788467576955

Descubre el libro de La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica con lofficielhommes.es. Lea el PDF de La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica y otros libros de Begoña Oro Pradera.

Lofficielhommes.es La Pandilla De La Ardilla 1: La Despensa Magica Image

Rasi, la mascota de la pandilla de la ardilla, ha perdido una avellana. Ella la dejó escondida en el patio del colegio, pero por más que escarba aquí y allá no la encuentra. Sus amigos la ayudarán en su búsqueda hasta que resuelvan el gran misterio.Rasi, la mascota de la pandilla de la ardilla, ha perdido una avellana que escondió en el patio del colegio. Después de mucho rebuscar, y con ayuda de sus amigos de la pandilla, se da cuenta de que la avellana se ha convertido en una planta de avellano. A Rasi le encanta pensar que ese árbol crecerá hasta que se convierta en su propio hogar. El resto de los niños de la pandilla piensan que, tal y como le ha ocurrido a Rasi, los sueños pueden hacerse realidad, así que cada uno sueña con lo que más le gusta.

La Pandilla de la Ardilla y La despensa mágica - Cuestión ...

Rasi, la mascota de la pandilla de la ardilla, ha perdido una avellana que escondió en el patio del colegio. Después de mucho rebuscar, y con ayuda de sus amigos de la pandilla, se da cuenta de que la avellana se ha convertido en una planta de avellano. A Rasi le encanta pensar que ese árbol crecerá hasta que se convierta en su propio hogar.
DESCARGAR LEER EN LINEA

La Pandilla De La Ardilla 1. La Despensa Mágica, Oro ...

La pandilla de la ardilla (o sea Irene, Nora, Ismael y Aitor) descubre, mientras están jugando en el parque, que su mascota (la ardilla Rasi), está nerviosa buscando algo. Quieren ayudarle pero no saben cómo porque Rasi no puede hablar. Un cambio en el paisaje les dará la pista de aquello que ansiaba tanto la ardilla.